Meditaciones de Baños: Un Diálogo con Jesús

Meditaciones de Baños: Un Diálogo con Jesús

Meditaciones de Baños: Un Diálogo con Jesús de Datejesus. com

DateJesus. com ha estado en línea por cinco años proporcionándonos información y referencias de la cultura moderna y antigua. A lo largo de los años el sitio ha estado promoviendo perspectivas tradicionalistas, valores indoeuropeos y la belleza y alegría de bañarse. Como mínimo DateJesus. com ha girado algunas cabezas y levantado unas cuantas cejas desde su concepción. El equipo de la entrevista de Exponentiation se puso al día con Jesús en su casa de baños privados donde él cordialmente se vio obligado a contestar algunas de nuestras preguntas.

Fue una noche de abril, cuando alcanzamos a Jesús en su casa de baños privados en una remota sección rural de Virginia. Nos saludó con los brazos abiertos y nos acompañó dentro, donde tres bañeras sudsy esperaban nuestros cuerpos. Nuestro amable anfitrión nos ofreció una cuidada selección de vinos y quesos para disfrutar de nuestra experiencia de baño. Aceptamos amablemente y luego nos sumergimos en el agua tibia para comenzar nuestro diálogo con Jesús.

Jesús se sentó noblemente en el agua sucia del baño y nos informó por qué decidió tomar el personaje del mesías. “Los amigos dijeron que mi apariencia y mis manierismos eran a menudo como imaginaban que era un buen Jesús, así que el sitio web comenzó como una pequeña broma para los amigos, pero gradualmente se hizo mucho más grande.” Jesús se sentó y dejó que su cabello se mojara en el agua del baño y luego tomó un sorbo de su vino. Miró contemplativamente hacia el techo y continuó su diálogo “. Nunca me he tomado en serio el judeocristianismo o me he sentido perturbado por él, pero me sorprendió ver cómo el régimen fundamentalista de Estados Unidos da forma a las mentes de la gente e inculca los valores y la cultura de Oriente Medio mientras afirma no adoptar ninguna posición religiosa. Como resultado de esta programación, muchos estadounidenses “iluminados” no entendían el sitio web o pretendían estar “ofendidos”, pero nunca me preocupé por las opiniones de los idiotas”. Jesús guardó más silencio y luego continuó hablándonos del judeocristianismo y de su visión del mismo. “El cristianismo no es más que un judaísmo liberal para los gentiles, un monoteísmo demente que odia a los espíritus fuertes y ve el mundo materialista mientras se carga con tantas contradicciones que un estudio de sus valores explica por qué sus seguidores están tan locos. Puesto que el cristianismo y el judaísmo difieren sólo en su mitología específica y no en sus valores, pueden ser tratados efectivamente como la misma religión en términos de comprensión de la visión del mundo, ideas y espiritualidad que promueven”. Jesús continuó, informándonos de sus jóvenes contactos con el judeocristianismo,”Tuve poco contacto con las iglesias, pero poco después de darme cuenta que Santa Claus no era real, la idea del dios de Oriente Medio también parecía tonta. En mi adolescencia traté de transmitir esto a otros a través de la blasfemia y ahora encuentro el humor como un buen vehículo”.

La risa llenó el aire de la casa de baños, seguida por sorbos de vino y un pesado silencio de cinco minutos para permitir que el ambiente y el aroma de la casa de baños nos tentara los sentidos y nos propulsara a un estado meditativo. No podíamos dejar de preguntarnos qué fue lo que moldeó a un hombre como Jesús, qué fue lo que hizo que se pusiera nervioso, qué fue lo que creó su espíritu. Sin siquiera preguntar, Jesús respondió a nuestras preguntas. Su habilidad para mirarnos a los ojos y entender nuestras preguntas antes de que las tuviéramos, fue asombrosa. “Mi orientación a la vida es europea, pero sólo puedo pretender entender realmente el norte de Europa, ya que la alegría, la sociabilidad, las celebraciones y las indulgencias personales de los europeos del sur no son de mi naturaleza. Me gusta la seriedad de los europeos del norte y su honestidad directa, quizás cultivada por los inviernos brutales. Si bien es cierto que no son “divertidos” en el sentido sureño, no me interesa esa clase de diversión”. Jesús continuó hablándonos acerca de sí mismo, dándonos una visión de sus intereses e intereses educativos. “Mi período académico se dedicó a estudiar tantos campos de interés como fuera posible en detalle, con un enfoque en filosofía y psicología, así como campos funcionales como la economía, la física y las computadoras”. Jesús tomó una pequeña rebanada de queso suizo, masticó, y nos llevó más profundamente en su alma. “Entiendo el mundo desde pasar tiempo en la naturaleza creciendo con un conocimiento activo de mis raíces y participando en mi cultura, exponiéndome a una amplia gama de ideas sin juicio, permitiéndome explorar el mundo sin límites, teniendo una curiosidad natural más bien que miedo, siempre teniendo música inspiradora a mi alrededor, prefiriendo lo que es verdadero a lo que es fácil, y creyendo en hacer realidad los sueños”. Nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre las ideas de Jesús. En un mundo tan fracturado y excesivamente especializado como el nuestro, es inspirador oír hablar de un hombre que cultiva su intelecto, cuerpo y espíritu juntos como uno solo, en contraposición a aceptar la demanda de los mundos modernos de cumplir con un modo singular de ser a través de una carrera o a través de decisiones de compra.

Esto nos hizo maravillarnos, con la diversidad de intereses que Jesús tiene, ¿cómo hace camino? ¿Cómo se abre camino el toro mesías a través del siglo XXI? ¿Podría atascarse con la vida profesional? ¿Estaba acumulando un 401k en un pequeño trabajo de oficina? Jesús dijo:”Ocupado, he hecho bien en consultoría de negocios, pero prefiero dedicar mi tiempo a escribir varios textos, componer música y trabajar en actividades culturales tradicionales”. Encajar que un hombre con su mente enfocada hacia las profundidades más profundas del ser no se dejaría embotellar con la mentalidad del profesionalismo. La obra moderna a Jesús parece ser una actividad pragmática, una realidad del mundo actual en la que debe participar hasta cierto punto para lograr sus grandes metas. No es la suma de su ser, que es algo que el mundo occidental actual quiere que creamos sobre nuestras “carreras”.

Lo que cultiva un ser significativo para Jesús se comprende mejor en cómo pasa su tiempo libre: escribiendo música y textos, tomando una buena obra de arte, disfrutando de un paseo por el campo y dándose un buen baño en un baño de sudsy. En contraste con esto, Jesús siente que lo que hace una vida sin sentido es la búsqueda del placer por el placer. “El hedonismo es lo que hace que la vida carezca de sentido; una vida con sentido es lo que hace que la vida sea gratificante. El propósito de la vida no es el placer o la felicidad, sino que estos a menudo resultan del cumplimiento de una vida significativa. Mientras la gente persiga la felicidad es poco probable que la encuentre, excepto quizás superficialmente, y siempre se sentirá vacía por dentro”. Jesús continuó diciendo:”El hedonismo parece ser la respuesta de los anunciantes para que los maniquíes compren productos, esperando una solución rápida a su infelicidad. Entonces, cuando descubren que siguen siendo infelices, inútilmente redoblan sus esfuerzos”.

Después de escuchar a Jesús hablar sobre el hedonismo, insistimos en investigar sus pensamientos sobre los actuales gobiernos y sistemas económicos del mundo occidental, ya que tantas naciones occidentales parecen estar promoviendo hoy en día el estilo de vida hedonista. Jesús sonrió sonriente, sabiendo que las preguntas eran inevitables, y luego comenzó a hablar metódicamente,”La democracia liberal financiera es el mínimo común denominador y apela a la base más amplia posible, afirmando nada de valor distintivo. Como tal, cualquier alternativa que entienda las diferencias entre personas, ideas y valores es una amenaza porque socava la afirmación de la democracia de que todo es idéntico y todos los aspectos de todas las cuestiones son evidentes para todos. Si la gente comenzara a cuestionar la capacidad de los votantes para tomar decisiones, o para entender incluso la cuestión básica, entonces las premisas de la democracia se revelaría como cómica y tendría que ser restringida. Esto es especialmente gracioso en naciones como Estados Unidos, donde el votante promedio no tiene prácticamente ningún conocimiento de los temas que está votando. ¿Por qué no dejar que un mono arroje dardos o tenga una lotería para elegir un líder? Tal método no haría nada peor que dejar que la mafia vote”. Le preguntamos a Jesús por qué entonces Estados Unidos era tan poderoso e influyente en todo el mundo si tenía votantes y líderes desinformados tomando sus decisiones. Jesús se rió a carcajadas y expresó una respuesta para nosotros:”El entretenimiento y la cultura chatarra de Estados Unidos sólo es considerada un líder por la gente dentro de sus fronteras. Europa se ríe sobre todo de América porque los educados pueden ver las consecuencias inevitables de sus problemas y los indicios de la podredumbre que se pudre por dentro esperando a estallar”. Jesús adelantó la discusión;”América perdió su dirección después de la Segunda Guerra Mundial, encontrando la necesidad de definirse en oposición a otras naciones poderosas en vez de con una declaración positiva de valores. Buscaba la tolerancia suave como su nueva identidad, pero esto significaba que los valores anteriores que unificaban a la gente tenían que ser descartados y cada aberración y protesta absurda tenía que ser acomodada. Una vez que empezamos a tolerar lo que es dañino para la comunidad, la idea de comunidad desaparece rápidamente, eliminando los cimientos de la cultura”. Entonces, ¿entonces el valor y el poder de tal cultura es realmente una ilusión? Jesús continuó:”A los ciudadanos se les permite comprar cualquier producto que quieran y se les anima a entretenerse, pero esta existencia de pan y circo de” libertad “no produce nada de valor. Pensamos profundamente en la posibilidad de que todo el dominio material de los mundos occidentales fuese en realidad sólo una ilusión, una enfermedad que descansaba en el lecho a la espera de apoderarse del organismo huésped.

A medida que avanzamos a través de estas ideas Jesús continuó involucrándonos,”El propósito de Estados Unidos para el mundo es alardear de su grandeza, así que su inminente bancarrota en diez años y la reducción al estatus del tercer mundo dentro de veinticinco años alentará a otras naciones a no emular los comportamientos y valores que promueve”. Y continuó:”El resto de la cultura mundial también se ve perjudicada por una vacilación para afirmarse a sí mismos y tolerar en su lugar las fuertes tendencias promovidas por las fuerzas desintegradoras. Toda nación debe ser fiel a su herencia y tradiciones en lugar de aceptar tendencias contrarias a lo que se relaciona con su pueblo. Las tendencias pasarán en el tiempo, pero los que las siguieron habrán perdido el tiempo y desviado a muchos otros de lo que les pertenece”. Así que parece que Estados Unidos mismo se convierte en un ejemplo de los poderes destructivos del hedonismo y la búsqueda inútil y destructiva de los materiales. ¿Cómo ve Jesús que un estadounidense es capaz de echar un vistazo a la cultura real si todo lo que ha visto es una cultura plástica bidimensional? “Animo a la gente a visitar Europa y prometo que será una experiencia que abrirá los ojos y refrescará a alguien de América, porque durante unas semanas llegarán a experimentar la civilización. Mientras que algunos dicen que estoy predispuesto a preferir gente capaz y reflexiva, el valor de las vidas que tienen excede con creces lo que la cultura de Hollywood, Walmart, McDonalds, los juegos de pelota y los videojuegos ofrecen a los estadounidenses”. La ganancia material sin valor espiritual no es ninguna ganancia real. Es una pérdida para los individuos y las culturas, ya que les chupa la médula seca y les deja las conchas huecas sin sentido.

Con barrigas llenas de vino y quesos finos, cabezas revueltas con pensamientos y dedos de los pies y los dedos ondulados y marchitos del agua del baño, decidimos salir de la bañera y llevar nuestra conversación a la habitación de Jesús donde nos ofreció entretenernos con algunas composiciones musicales sobre el violonchelo. Continuó hablándonos de política y economía mientras nos despojábamos y nos poníamos la túnica. “La economía no es importante en las sociedades sanas y ciertamente no es la primera ni la segunda cosa más importante. Los argumentos de hoy en día que enmarcan todos los temas en términos de impacto económico pierden toda perspectiva – por supuesto, hacer las cosas cuesta más (y “perjudica” a la economía) mientras que verter los desechos tóxicos en el patio trasero de alguien es menos costoso y por lo tanto es económicamente sólido”. Bajamos por el pasillo y nos dirigimos a la sala donde refrescamos nuestras copas de vino mientras la voz de Jesús continuaba resonando en nuestra cabeza. “La primacía de la economía significa que la calidad de vida sufre y demuestra que la meta de tener una cultura sana, sana y civilizada ha sido olvidada. Arregla la sociedad y tendrás suficiente economía. Concéntrate en la economía y arruinarás todo lo que tenga un valor legítimo mientras recortas gastos para satisfacer metas a corto plazo”.

Pero, ¿cómo argumentamos lógicamente a favor de un sistema basado en valores cualitativos? La sociedad actual está tan centrada en la cantidad y la clasificación de las cosas por números, que se perciben como más tangibles que los aspectos cualitativos de las cosas. Jesús sacudió la cabeza y dijo:”A través de la lógica y las reglas de los diferentes sistemas de argumentación, es posible argumentar convincentemente a favor o en contra de cualquier cosa, independientemente de la validez de tales argumentos. La escuela filosófica griega de retórica debe ser entendida como una demostración de la futilidad de los argumentos y su distancia de la verdad, más que como un manual para hacer argumentos ganadores de ideas estúpidas o casos legales”. Nuestras bebidas se refrescaron, continuamos nuestro paseo por el pasillo. Quizás intentar argumentar a favor o en contra de un modo de vida particular es limitado e incapaz de llegar a la verdad. El argumento y la lógica son herramientas útiles para entender el mundo pero no son el fin del camino, ya que tienen limitaciones y límites que les impiden captar verdades extáticas.

Jesús habló más sobre los asuntos seculares de política y economía mientras caminábamos hacia la cámara de música. “Si nos vemos obligados a vivir bajo la democracia, entonces el capitalismo puede ser nuestro único sistema de valoración ya que los dos son inseparables. El capitalismo dice que el valor sólo existe en lo que alguien pagaría por algo, así que el desierto podría ser preservado o nivelado para otro centro comercial, dependiendo del mejor postor”. Interesantes pensamientos. Parece que la unión de la indagación lógica, el análisis científico, los modos de producción industrial y los modos de pensamiento materialista han contribuido en gran medida a que nuestra vida esté desequilibrada. Lo esotérico y lo sagrado han sido olvidados a favor de lo exotérico y lo profano y como tal el mundo es visto como un recurso a explotar y no como un centro espiritual de devenir e interdependencia.

¿Qué tipo de gobernanza puede sustituir a las disfuncionales? A esta pregunta Jesús fue altamente receptivo,”Un sistema político tiene que servir a su pueblo, con un liderazgo que se preocupe por lo que es mejor para la nación, arreglando las preocupaciones a corto plazo sin introducir problemas a largo plazo. El gobierno necesita tener menos opiniones, pero mejores de gente más calificada y reflexiva”. Jesús mantuvo nuestros oídos ocupados,”Muchos sistemas tradicionales a través de la historia operaron efectivamente para el beneficio de su pueblo, sin la necesidad de apaciguar cada opinión irreflexiva. Incluso Platón nos advirtió que la democracia era la peor forma de gobierno y constituía un crimen contra la comunidad porque trataba a todas las personas por igual. Su República detalla la estructura general que funciona: el mejor debe liderar y el resto caerá en su lugar”.

En medio de la modernidad materialista le preguntamos a Jesús qué futuro veía para el mundo natural, los bosques, los océanos y las sabanas que moldean a nuestros seres. Se hizo evidente para nosotros que Jesús era muy apasionado y a la vez abatido por estos asuntos. “Para conocer plenamente nuestras raíces y tener una vida de calidad necesitamos mantener nuestro medio ambiente, pero lamentablemente esto parece una batalla perdida. Mientras que una localidad o incluso una nación puede hacer un esfuerzo, la idea de “crecimiento” económico aparta el futuro a cambio de resultados ahora. Los resultados son una destrucción masiva de la naturaleza, con cosas que todos conocemos como deforestación, sobrepesca y toxicidad en el aire y el agua. Reconocemos estos temas pero no podemos trabajar juntos para detener a las personas que producen estas causas. Como resultado, movimientos como el ecofascismo comienzan a tener sentido como reacción a la inutilidad de tratar de trabajar con el sistema establecido de democracia financiera”. Entramos en la cámara de música y Jesús arregló su violonchelo y sus partituras en el rincón de la sala, mientras continuaba dándonos serenata con sus pensamientos. “Hasta que el sistema se aleje de la democracia, la única manera de preservar la tierra o cualquier otra cosa de valor eterno, no económico, es valorarla en términos económicos y que los conservadores recojan dinero para protegerla. Este enfoque sería innecesario en un sistema inteligente, pero no tenemos otra opción que ocuparnos de un sistema materialista en sus términos hasta que sea reemplazado”. Entonces miró por la ventana al arroyo del bosque que corría detrás de su jardín y habló con sutil intensidad. “Necesitamos tener un futuro en el que haya espacio abierto, no cada pedazo de tierra asentada con el máximo número de personas apretadas como cucarachas.” Esto habló a todos los presentes en la sala que habían estado en un atasco de tráfico urbano, habían visto la puesta del sol sofocada por la contaminación y los ríos llenos de mugre. Tomamos un momento de silencio para pensarlo todo y entonces Jesús comenzó a tocar el violonchelo para intensificar el momento y solidificar todo lo que se había discutido en nuestro viaje desde la casa de baños a la habitación.

Después de entretenernos con algunas de sus composiciones más animadas nos informó sobre su amor por la música y sus influencias como violonchelista. “He estado tocando una y otra vez durante unos veinte años, pero sólo componiendo durante los últimos cinco. Las suites de violonchelo no acompañadas de Bach son una influencia, y he tocado un extenso repertorio clásico, favoreciendo a los cuartetos de Haydn, la mayoría de los conciertos de violonchelo clásicos, y muchas sinfonías donde las grandes obras de Beethoven y Mozart dejaron la impresión e inspiración más fuerte”. Jesús continuó,”Escucho mayormente música clásica porque me comunica sobre el mundo que entiendo. Ocasionalmente escucho clásicos del Black Metal de 1991-1995, favoreciendo a Burzum, Immortal y Darkthrone”. El arte es importante para el alma humana. Nos expone los reinos imprevistos en lo más profundo de la realidad y nos permite reflexionar sobre lo que puede ser; en ese sentido, el arte es una representación del espíritu en sus múltiples manifestaciones. El arte es la voz silenciosa y universal que nos habla de nuestro carácter interior, de nuestras fobias y amores, habla de los defectos y bellezas de nuestra sociedad y de nuestro universo. Jesús expone estos pensamientos cuando habla de música. “La música me dice lo que ven las grandes mentes. Considero que es un lenguaje más que una mera nota – un músico de valor comunica algo que es entendido por el iniciado y por eso algunos compositores tienen un poder duradero. Mis obras siguen siendo primitivas y mis grabaciones aún más descuidadas, pero aspiro a poder dejar algo de valor a mi cultura, o al menos ser humorísticamente autosuficiente en escribir mi música funeraria”. Todos nos reímos durante unos minutos y una vez más nos quedamos en silencio cuando un viento grave volvió a entrar en la habitación.

Jesús se dio la vuelta y miró fijamente a un gran cuadro que colgaba sobre el manto de su chimenea,”El árbol solitario” de Casper David Friedrich. Mientras miraba fijamente las lágrimas de la pintura brotaban en el rincón de sus ojos y empezó a hablar apasionadamente del arte. “El verdadero arte debe expresar algo significativo, que el arte moderno no logra hacer. Incluso es dudoso que el arte basura producido hoy en día para alabar a los críticos postmodernos sea estudiado dentro de diez años. El trabajo originado por la escasez de ideas y talento simplemente no tiene un poder duradero, excepto como una historia de la propaganda que los críticos y defensores fueron capaces de producir”. Se detuvo, dándose cuenta de que se estaba apasionando demasiado, tomó un sorbo de vino para calmar sus nervios y luego continuó,”el mero uso de la forma de arte no constituye contenido”. ¿Qué es entonces lo que hace un gran arte? Una cosa es segura, el arte se alimenta de propósito y espíritu. El arte sin espíritu desmiente cualquier método extravagante que se usó para crearlo, o cualquier bombo que se encendió para intentar comercializarlo. Las palabras de Jesús fueron bien recibidas por los entrevistados.

Al darnos cuenta de que Jesús era muy apasionado por las artes, decidimos preguntarle qué sentía acerca del arte en el mundo industrial. ¿Afecta la tecnología a la creación? ¿Altera drásticamente la cultura y el arte? ¿Crearía arte un hombre cabalgando angustia, embadurnando heces en un lienzo? Vale la pena preguntarse entonces si todo el arte angustiado del siglo XX, el arte que representa al hombre y a la naturaleza como una mezcla de símbolos abstractos sin sentido, el arte que nos describe como un millón de ojos que miran al abismo por separado, es una amalgama de la naturaleza interior de los mundos modernos, un mundo fracturado flotando en el abismo. Jesús habló en profundidad sobre estos asuntos. “Con la tecnología moderna haciendo que sea trivial para cualquiera sacar libros, arte y música, esto no agrega a la cultura de ninguna manera porque la cultura siempre está definida por los más altos ejemplos creativos, y no simplemente por una multitud de voces que hacen abundante chatarra. Britney Spears no es Beethoven, y el artista que se expresa con heces no es Rubens. Como estamos en Kali Yuga, no se puede esperar ningún gran arte y la ausencia casi total de arte en el último siglo lo confirma. También es digno de mención que ha habido una ausencia de filosofía que es especialmente preocupante porque la sociedad necesita uno o dos pensadores ahora más que nunca, pero ninguno aparece”. ¿Qué está pasando entonces con esta actitud deconstruccionista? ¿Cómo ve el mundo, el arte, la cultura? Jesús nos iluminó. “El postmodernismo parece ser una forma de indigestión mental preocupada por la deconstrucción del todo en pequeños elementos que se desconectan de su estructura y por lo tanto pierden su sentido una vez que se les quita de su contexto. Este mismo enfoque quitaría las ruedas de un coche y las desecharía como círculos, o quitaría los ejes y las llamaría polos, pero el coche se vuelve inoperable sin ellos”. ¿Qué hacer entonces ante este vacío, ese vacío deconstructivo? ¿Debemos rendirnos, aceptar el nihilismo? Jesús nos iluminó en cuanto a sus perspectivas sobre estos asuntos. “Hay definiciones variables del nihilismo, que van desde “desesperanza desesperada por falta de sentido” hasta “rechazo de la valoración arbitraria y aceptación sólo de lo que es real”. Esta última definición la acepto, pero considero que es una variación de la tautología en que la realidad siempre debe ser favorecida sobre el idealismo y la ilusión, y algo es sólo lo que es, y no lo que no es. Puesto que la forma en que los humanos comunican comúnmente significa asignar valores y definiciones crudamente, muchas personas entienden el mundo a través de una jerarquía de errores donde hay error en todos los niveles. Eliminar ese error con análisis cuidadoso sería un proceso nihilista o tautológico que aclararía la comprensión de todas las cosas”. Todos nos detuvimos para tomar las palabras de Jesús y cuando vio que la claridad brillaba en nuestros rostros, continuó. “Aquellos que encuentran la desesperación y afirman que el mundo no tiene sentido parecen estar actuando como la gente que se está ahogando como para derribar a otros con ellos. Una vez más, causa y efecto parece al revés: aquellos que ven el mundo como algo sin sentido se desesperarán, pero su falta de comprensión no es una preocupación para el mundo, o para otros que han visto y experimentado más”.

Pero, ¿cómo es posible lograr que las personas comprendan la importancia y el valor del mundo, además de ser parte de un todo más amplio, cuando están tan enfocadas en sí mismas y en su ganancia individual? Jesús respondió:”Algunas personas pueden entender ideas en abstracto, tales como cómo funcionaría una comunidad en funcionamiento, o incluso pueden perder coaliciones de personas que trabajan por valores comunes aunque geográficamente separadas. Sin embargo, tal conciencia sólo existe en una minoría de personas, por lo que se necesitan manifestaciones más tangibles”. ¿Qué clase de demostraciones son esas? “La naturaleza es el juez último de la realidad, enfrentando rápidamente las mentiras y los engaños, castigando a los que las siguen. La gente debería estar más expuesta a las plantas que crecen, a los animales que dan a luz y mueren, y a la forma de cazar y ser cazada. Todo es mortal en el ciclo de la vida, pero la forma animal es sólo forma y no la sustancia de la vida, por lo tanto la existencia transitoria no es una objeción a toda la vida, ni ningún individuo está separado de ella”. Nos miramos unos a otros de acuerdo y él continuó,”Una vez que algunos de estos conceptos básicos de la naturaleza son comprendidos, la gente puede entender que ellos también son animales y viven de acuerdo a los mismos principios naturales. Así como los animales y las plantas son criados para el alimento, la gente debería darse cuenta de que ellos también morirán pronto y desaparecerán para siempre. Puesto que casi nadie puede lograr nada como individuo, el estilo de vida individualista no lleva a ninguna parte, pero como parte del grupo de personas con ideas afines que trabajan por objetivos comunes, se puede lograr mucho de importancia duradera”.

Cuando el sol se hundió en el horizonte, decidimos hacerle a Jesús más preguntas espirituales. No nos quedaba ninguna duda de que Jesús era un hombre profundamente espiritual y lo confirmó cuando empezamos a preguntarle. “Pienso que la espiritualidad es muy importante y consiste en la relación de uno con el universo — obviamente esto sólo importaría para aquellos que miran más allá de lo inmediato.” Ya conocíamos su posición sobre el judeocristianismo, así que queríamos saber lo que él sentía que era un camino espiritual viable para un mundo occidental aplastado y vaciado de verdadera espiritualidad. Jesús dijo,”Cada raza tiene su propia espiritualidad reflejando su posición con el universo, y así cada raza es válida de esa manera. En lo que parece que los indoeuropeos son los más patológicos, usted tiene al pueblo abrahámico virtualmente confesando una degeneración moral y una falta instintiva de decencia en sus textos sagrados donde se fijan en el “pecado” y cómo detenerse de comportarse mal. Esto parece una comedia para los indoeuropeos que nunca tuvieron la noción de “pecado”, pero sólo vieron “maldad” en la gente que era estúpida y tomaba decisiones que dañaban a la gente normal que hacía el bien por instinto. Los viejos mitos indoeuropeos de los demonios fueron equiparados con las fuerzas de la estupidez, cada uno de los cuales tuvo que ser confrontado, burlado y exterminado para que el pueblo no se viera obstaculizado por su existencia”. Jesús se detuvo, juzgando nuestras respuestas y luego continuó:”el sistema de castas es importante, ya que cada persona hace lo mejor que puede en el mundo sabiendo cómo contribuye al todo, y hacerlo de una manera apropiada en vez de contraria a sus habilidades y naturaleza”.

Pero queríamos saber más. En el mundo moderno de la ciencia, ¿qué hace eso a la espiritualidad? ¿Pueden los dos coexistir o chocan? En el pasado ha habido científicos que han sentido que la ciencia deshace la espiritualidad y declaran creencias que son religiosas en la naturaleza meras “supersticiones”. Pero también ha habido individuos dentro de la esfera científica como Carl Jung que han buscado defender aspectos de espiritualidad y mitología. Jesús nos informó de algunas de sus perspectivas sobre estos asuntos. “Mientras que los científicos son libres de comentar sobre la espiritualidad o cualquier otra cosa que les guste, los debates sobre la espiritualidad dejan de ser científicos, lo que pone en tela de juicio la idea de coexistencia. Creo que Jung era masivamente perspicaz y en su mayoría correcto, pero no creo que sus discusiones espirituales puedan llamarse científicas”. Jesús continuó indagando el tema,”La ciencia es un pariente del industrialismo, es decir, la reproducibilidad funcional sin tener en cuenta las consecuencias humanas de esa estructura. Así como poner a un ser humano en una línea de ensamblaje de una fábrica y tenerlo todo el día haciendo tinajas destruirá su espíritu en corto tiempo, así también lo hace vivir en una sociedad gobernada por el uso imprudente de la posibilidad física científica”. Estábamos a punto de interrumpir con otra pregunta cuando Jesús levantó el dedo, diciéndonos que deseaba continuar,”además, los científicos tienden a tener una psicología inusual que se casa con la arrogancia y la ignorancia, por lo que hacen afirmaciones absolutas que a menudo se prueban equivocadas en corto tiempo, mientras que desechan posibilidades que son descubiertas por otros más tarde – todo esto mientras que al mismo tiempo avanzan para aplicar usos industriales de su “conocimiento” para el mejor postor. Esto tiene consecuencias temerarias como lo demuestran las ideas modernas como los cultivos genéticamente modificados, o las invenciones del pasado como los automóviles que contaminan el medio ambiente mientras que tontamente utilizan una fuente de combustible no renovable. Estas personas son incapaces de prever las consecuencias o ignoran deliberadamente el impacto a largo plazo que crean. En cualquier caso, este tipo de pensamiento es contrario a una preocupación con la eternidad.”

Agradecidos por la respuesta que recibimos decidimos preguntarle a Jesús qué pensaba de algunas de las tradiciones religiosas actuales además del judeocristianismo. Jesús comenzó a hablar diciendo:”El Islam tiene varias sectas – algunas abrahámicas y por lo tanto sufren los mismos problemas que el judeocristianismo, mientras que otras parecen ligadas a una visión tradicional que tiene más en común con el hinduismo y las antiguas religiones indoeuropeas”. Continuó diciendo:”El budismo y el taoísmo ofrecen soluciones inteligentes para retirarse y encontrar satisfacción en el desinterés, pero esos enfoques sólo son apropiados para los espíritus orientales, y los occidentales que intentan asumir esos valores se encontrarán típicamente contradictorios contra sus instintos y, en última instancia, insatisfechos con la existencia al evitar la vida”. Se detuvo para estirarse y luego prosiguió:”El hinduismo es más sabio y está relacionado con la espiritualidad y los valores tradicionales indoeuropeos. La noción de los ciclos de la vida y nuestra existencia en la era de Kali Yuga es esencial y comparable a las enseñanzas del Edda nórdico”. Pero, ¿qué pasa con algunas de estas nuevas creaciones religiosas que se han erigido durante el siglo XX? Jesús habló:”Las religiones de la Nueva Era como Wicca son humanistas y realmente poco más que el judeocristianismo secular. Quieren la paz, el amor, la igualdad y otros valores de esclavos, pero éstos no pueden proporcionar soluciones efectivas ya que sólo se ocupan de los efectos de lo que consideran problemas, y no de las causas”. Sacudimos la cabeza de acuerdo y luego relajamos nuestras mentes mirando por la ventana hacia la noche brumosa.

Al darnos cuenta de que el sol había caído muy por debajo del horizonte, decidimos despedirnos para no quedarnos demasiado tiempo. Una cálida sonrisa creció sobre el rostro de Jesús, agradeciéndonos por nuestra venida a su casa y por ser invitados amables. Sentimos que nuestras preguntas provocaron buenas respuestas y nos alegramos con la hospitalidad y las percepciones de nuestro anfitrión. Mientras nos dirigía a la puerta de entrada nos invitó a volver para más vino, conversación y bañarse. Cordialmente accedimos a retomar la oferta en algún momento y nos fuimos deambulando por el campo azotado por la noche y desaparecimos en el claro del bosque como fantasmas. fantasma/ninguna diversión

-=-

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *