Cultos :La Familia Internacional

La Familia Internacional

A partir de 1968, en Huntington Beach, California, David Brandt Berg (1919-1994), un ministro de radio y televisión cuyos padres habían sido evangelistas ambulantes y curanderos de fe (y cuyos antepasados judíos de su lado materno se habían convertido al cristianismo en el siglo XVIII, uniéndose a los Hermanos de Dunkerque, una secta protestante pietista y separatista), comenzó a predicar a los hippies. Su iglesia tomó varios nombres en sus comienzos, incluyendo Adolescentes por Cristo, Revolucionarios por Jesús, los Niños Jesús y el Movimiento Jesús, aunque a principios de la década de 1970, cuando se convirtió en un movimiento internacional organizado, su nombre oficial era los Hijos de Dios. Tom Wolfe describió el fenómeno en su artículo de la revista neoyorquina “The Me Decade” de 1976:

Al principio, prácticamente todos los habitantes de Jesús eran jóvenes cabezas ácidas, es decir, usuarios de LSD, que habían jurado no consumir drogas (excepto, ocasionalmente, en “forma orgánica”, que significa marihuana y peyote) pero que aún querían el espiritualismo extático de la vida psicodélica o hippie. Esto lo encontraron en el cristianismo fundamentalista evangélico y santurrón.

En 1977, en el curso de una reorganización en la que unos trescientos líderes eclesiásticos fueron destituidos (el nombre interno de este evento traumático era la Reorganización Nacionalización Revolución, o RNA), Berg cambió el nombre de su movimiento a La Familia de Amor. En 1982, fue acortada a Familia; en 2004, cambió de nuevo su nombre, a Familia Internacional, que es lo que sucede hoy en día.
Los seguidores de Berg vivían en comunas y consideraban a Berg (a quien llamaban Padre David, Mo o “papá”) como un profeta. A medida que su movimiento se fue extendiendo, se comunicaba con sus extensos puestos de avanzada a través de “Mo Letters” -epístolas de chasquidos que ilustraba al estilo cómic. Pentecostalista y premilenialista en sus creencias teológicas, las enseñanzas de Berg sobre el sexo se apartaron radicalmente de sus compañeros fundamentalistas. La regla de oro de Berg era lo que él llamó “la Ley de Jesús del Amor”:

Si las acciones de una persona son motivadas por amor altruista y sacrificatorio -el amor de Dios por nuestro prójimo- y no son intencionalmente perjudiciales para los demás, tales acciones están de acuerdo con las Escrituras y por lo tanto son lícitas a los ojos de Dios.

Un corolario a la Ley del Amor es la “creencia de que las relaciones heterosexuales, cuando se practican como Dios ordenado, diseñado y destinado entre adultos mayores de edad que consienten, es una maravilla pura y natural de la creación de Dios, y permisible de acuerdo a las Escrituras”. En otras palabras, la creencia cristiana anima en lugar de impedir una vida sexual generosa, dentro o fuera del matrimonio, cometida o no. Así es como Berg lo puso en una de sus cartas Mo:

¡El diablo odia el sexo! … Sexo verdadero, sexo honesto, sexo divino….. ¡Si odias el sexo eres una de las multitudes del diablo! Si piensas que es malvado, entonces Dios y el amor son malos, pues Él lo creó! Vamos, amemos y disfrutemos como Dios lo hace! ¡Le encanta!

El mismo Berg dejó de lado a su primera esposa por su secretaria Karen Zerby, quien heredó el liderazgo del movimiento después de su muerte (cambió legalmente su nombre a Karen Rianna Smith en 1997; algunos de los otros nombres por los que ella pasó son Maria David, Maria Berg, Maria Fontaine, Mama Maria y la Reina Maria). Flirty Fishing, o FFing (como en “Ustedes serán pescadores de hombres”), fue una de las técnicas misioneras aprobadas por el movimiento. Las mujeres eran animadas a recoger hombres en bares para poder proselitizarlos, actuando, en palabras de Berg, como “putas de Dios”. La pesca coqueta y el sexo con no miembros estarían prohibidos a principios de la década de 1980, principalmente como respuesta al sida. Aún más controvertido fue la alta incidencia de incesto y abuso infantil en las comunas del movimiento (las relaciones sexuales con los niños se convertirían en una ofensa excomulgable en 1986). Irónicamente, la víctima juvenil más notoria de la Familia sería el hijastro de Berg, Ricky Rodríguez, también conocido como Davidito, quien nació en 1975 en Tenerife, hijo de su segunda esposa, producto de la relación de FFing con un empleado del hotel llamado Carlos. Ricky fue la pieza central de “La historia de Davidito”, un manual ilustrado de 729 páginas sobre la crianza de los niños que la iglesia publicó en 1982. Aunque no promovió el incesto per se, sus descripciones de la crianza sin culpa de Ricky son a menudo preocupantes. Aquí hay un ejemplo, escrito cuando Ricky tenía diecisiete meses:

¡Sexo!Pequeño David se quedó mirando a través de la cerca de la piscina mientras una pareja hacía el amor en el agua. Imitó cada movimiento moviendo el trasero y la mano derecha hacia arriba y hacia abajo, y luego entró en la casa para mostrarle a mamá la historia de cómo ganso a una chica.

En 2005, Rodríguez, de treinta años de edad, desde hace mucho tiempo alejado de su madre y su iglesia, buscó a Angela Smith, una de sus ex cuidadoras, y la apuñaló hasta matarla. Se suicidó poco después, dejando tras de sí una confesión grabada en vídeo en la que hablaba de “una necesidad de venganza”. Es una necesidad de justicia, porque no puedo seguir así “.
Hoy en día, la Familia Internacional afirma que unos ocho mil miembros, que viven en m

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *